Reportajes comunión en Bilbao, Bizkaia y Navarra por Pía Alvero

Reportajes de comunión. Cómo destacar con unas fotos diferentes.

Planificar una comunión es uno de esos acontecimientos que requieren muchísimo tiempo y esfuerzo. Son muchos los detalles que hay que tener en cuenta: el traje, los invitados, los regalos, la celebración… por no hablar de las fotos.

Normalmente por estas fechas ya se suele tener fotógrafo, aunque más de algún despistadillo lo deja para última hora. Si es tu caso, no te apures. Todavía estas a tiempo.

Hoy te voy a contar cómo son mis reportajes de comunión. Unos reportajes completamente diferentes, donde los auténticos protagonistas de la historia, serán siempre tus hijos. Si te gusta lo que lees, al final el artículo podrás reservar una sesión conmigo.

 

 

Reportajes comunión Bizkaia

 

Un escenario único

 

Para empezar, te contaré que mis fotos de comunión nunca son en una iglesia. Espero no decepcionarte desde el principio, pero si he de serte sincera, el interior de una iglesia no es el mejor lugar para sacar buenas fotografías. La luz es escasa, conseguir buenos encuadres es casi una misión imposible… así que si estabas pensando en esa posibilidad, creo que es mejor que no sigas leyendo.

Pero si realmente quieres conseguir unas buenas fotos, es mucho mejor hacerlas en la intimidad de un estudio; donde se pueden recrear escenarios llenos de luz, magia y armonía, y donde podrás venir con los miembros de la familia que tú quieras que estén presentes en tu reportaje de comunión.

He hecho sesiones con hermanos, papás, abuelos o primos… e incluso con nuestros mejores amigos de cuatro patas.

También podemos aprovechar la belleza de los parajes que nos rodean para hacer unas fantásticas fotos de exteriores completamente diferentes, donde tus hijos se conviertan en los protagonistas de sus propios sueños.

 

 

Reportajes comunión Navarra

 

La ventaja de poder elegir el momento

 

Lo bueno de no tener que ceñirnos al propio día de la celebración es que podemos elegir el momento perfecto.

Imagina por ejemplo, que el día de la comunión está lloviendo o hace mal tiempo. No podrás cambiar ese día, pero sin embargo; sí que podrás elegir el día perfecto para realizar la sesión de fotos de comunión.

Aunque yo sea una fotógrafa todoterreno, poder elegir siempre es una ventaja.

Además, seguro que tu hijo o hija se sentirá mucho más relajado, al no tener la presión y los nervios propios del día de su comunión. Conseguiremos fotos mucho más naturales, espontáneas… y podremos dedicarles el tiempo necesario, consiguiendo resultados increíbles.

Ellos podrán disfrutar mientras hacemos la sesión y tú estarás completamente relajada, disfrutando del momento al no tener que estar pendiente de nada más.

 

 

Fotografía comunión Bilbao

 

Un atrezzo de ensueño

 

Si algo caracteriza mis fotografías, es el atrezzo. Cada año preparo nuevos escenarios y miles de complementos, para que tus hijos puedan participar de forma muy activa convirtiéndose por un día en auténticos personajes de cuento.

Según la modalidad elegida, disponemos de la posibilidad de hacer hasta tres cambios de ropa. Crearé unos escenarios de ensueño donde conseguiremos unas fotos completamente diferentes.

Realizaremos una parte de la sesión con el traje de comunión y después ¡empieza la diversión! Daremos rienda suelta a la imaginación y tus hijos podrán convertirse en lo que ellos quieran ser: exploradores, princesas, capitanes, aventureras… ¿por qué no?

No te imaginas las fotografías tan emocionantes que se pueden llegar a conseguir cuando damos alas a su imaginación.

 

 

Fotografía comunión Bizkaia

 

Tus hijos disfrutarán como nunca

 

Esta es la mejor parte. Lo que más me gusta de la experiencia con mis clientes es cuando me cuentan cómo han disfrutado sus hijos mientras hacíamos la sesión.

Están relajados, sonríen… se olvidan de todas las tensiones del día de la comunión y pueden dar rienda suelta a su imaginación. Estar con sus amigos, hermanos, primos… les ayuda a sentirse como en casa y se consiguen fotografías muy naturales y espontáneas.

Una experiencia única que podrás compartir con tus hijos y en la que ambos disfrutaréis muchísimo. Te doy mi palabra.

Las sesiones suelen durar entre una hora y cuarto y hasta tres horas, y solemos realizarlas en uno o varios días (si es en interiores y exteriores). Buscaremos siempre el mejor momento y la luz adecuada para realizarlas.

 

 

Fotografía comunión Navarra

 

¿Quieres unas fotos de comunión diferentes?

 

Si quieres unas fotos de comunión llenas de belleza, naturalidad y espontaneidad… sin renunciar a ese toque mágico que caracteriza mi fotografía, no te lo pienses mucho más y reserva ya tu cita para el reportaje de comunión.

Mi objetivo es que lo paséis bien, en un ambiente relajado y cómodo… que disfrutéis de la experiencia y por supuesto, que os llevéis un recuerdo que será imborrable para siempre.

¿Quieres un reportaje de comunión único? ¡Mi cámara y yo te estamos esperando!

 
 

 

Reportajes comunión Bilbao, Bizkaia y Navarra

 

Fotografía comunión Bilbao, Bizkaia y Navarra

 

Comuniones bonitas Bilbao, Bizkaia y Navarra

 

Comuniones de ensueño Bizkaia

 

 

 

2 Comentarios
  • Noelia Pacheco Castro
    Publicado el 13:23h, 11 enero Responder

    Uaaau, ¡sencillamente espectacular! cuando niña habría soñado por tener unas fotos tan preciosas como estas. Que maravilla.

    • Pía Alvero
      Publicado el 13:44h, 11 enero Responder

      Siiiii a mi tambièn ! Es por este motivo que creo que terminé haciendo este tipo de reportajes, solamente pensaba en que era lo que me gustaría me hubieran hecho a mi!!!!

Publicar un comentario